Uncategorized

>Cambios en el balcón

>

Una de las cosas que más disfruto de nuestra recámara es su pequeño balcón. De hecho, creo que es lo que más me gusta de nuestra casa, quizá fue esa la razón por la cual me enamoré de ella cuando la conocimos. Y aunque nuestro cuarto es muy pequeñito, el balcón le brinda una sensación de amplitud y serenidad que me encantan.
Si vienes leyendo este blog sabrás que nuestro balcón era muy regular y sencillo (puedes leer más aquí) y cómo hemos hecho algunas cosas por arreglarlo (mira aquí y acá).
Pasamos de ésto:
A ésto:
Es increíbe cómo los pequeños cambios hacen maravillas. Disfruto mucho mirar al balcón cuando me levanto. Y no lo puedo evitar. Incluso, a veces, se ven colibríes cerca de las flores. 
Planté también estas hermosas florecitas en las macetas de los topiarios.
Aquí están más cerca. 😉
Me parecen muy lindas.
Mi mayor orgullo, sin embargo, son las malvas que cuelgan del balcón.
¡Me gusta porque han florecido mucho! Más aún porque al principio no tenían ni una sola flor y estaban a punto de secarse. Me dieron mucho trabajo, pero ahora parece que se sienten en su lugar.
Claro que me gustaría poner un par de sillas para exteriores para sentarme a disfrutar los días que vienen, pero mientras tanto disfruto mucho este espacio.

No Comments

Deja un comentario